Estrés Laboral

El trabajo puede conllevar en muchas ocasiones un exceso de tensión y esfuerzo que sobrecarga nuestro sistema nervioso hasta el punto que surgen distintos tipos de síntomas que alteran nuestro funcionamiento normal; como pueden ser nerviosismo, cambios de humor, insomnio, problemas de memoria, ansiedad, etc…

El estrés laboral puede deberse a causas puramente externas que tienen que ver con las condiciones propias de ese trabajo (puestos de mucha responsabilidad, acoso laboral, trabajar más horas de la debidas, etc…) pero también puede deberse a causas internas; como es  nuestro nivel de autoexigencia, la necesidad de perfección o ser el mejor, nuestro sentido de la responsabilidad, la tolerancia a la frustración, etc… aspectos que hacen que vivamos el trabajo con mucho estrés.

En este caso la terapia servirá para darnos recursos nuevos a la hora de  enfrentarnos tanto a las causas externas como internas de dicho estrés de manera que el cliente haga un cambio o tome las decisiones necesarias que le permitan recuperar su salud física y emocional.